Review de la película “The Day He Arrives”

“The Day He Arrives” fue la gran apuesta cinematográfica del director Hong Sang-Soo del año 2011, un director surcoreano muy polémico debido a que su cine no es del agrado de todo el mundo. Una característica importante de sus trabajos es que él escribe los guiones de sus películas durante el mismo rodaje de ellas, siendo éste el motivo principal de que sus películas sean un tanto peculiares. Otra característica propia de las películas de Hong Sang-soo es que él nunca permite que sus protagonistas evolucionen, sino que por el contrario los deja encerrados en un bucle constante hasta el punto de que nos invita a pensar sobre cómo manejamos nuestra propia existencia.

“The Day He Arrives” cuenta el viaje de Sung Joon, un ex director de cine, a Seúl con el fin de reencontrase con un viejo amigo. Pero a lo largo de su viaje también se encuentra con numerosos personajes, tanto pertenecientes a su vida pasada, como nuevos, entre los que destacan su ex-pareja, una profesora de cine llena de mucho talento aún por descubrir, y la regente de un bar que suele frecuentar a lo largo de la película, mujer que llama la atención de nuestro protagonista desde el primer momento que la vio debido al gran parecido físico que tiene con su ex-novia (ambos personajes interpretados por la misma actriz).

No obstante, da igual con cuantos personajes interactua Sung Joon, lo que vemos en la película es un constante bucle estancado en un punto en el que el protagonista vive lleno de amargura, sin compromiso de ningún tipo para con su entorno, el cual se refleja en su actitud inmadura y en sus conversaciones vacías que no hacen nada más que repetir lo genial que era su vida en el pasado. Pero resulta que él no es la única persona inmadura de la película, todos los personajes son niños que juegan a ser adultos, y que lo mejor que saben hacer es llorar o huir corriendo ante todas las oportunidades de reconducir sus vidas que se le presentan. ¡AH! Y también saben beber mucho alcohol. Pero a pesar de lo oscura que pueda parecer esta película, tiene cierto punto cómico que nos invita a reírnos hasta de nosotros mismos, porque debemos reconocer que más de una vez nos hemos sentido como alguno de los personajes.

Desde el Centro Cultural Coreano te invitamos a que veas esta prestigiosa película y que, al contrario que Sung Joon, tengas una vida plena y llena de felicidad <3

 

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web