¡Feliz Día Internacional del Libro!

Hoy, día 23 de abril, se celebra el Día Internacional del Libro (세계 책의 날). Esta conmemoración, cuyo objetivo principal es el fomento de la lectura entre la población y la protección de la propiedad intelectual, se remonta en España a principios del siglo XX, más concretamente a 1923, año en que el escritor valenciano Vicente Clavel Andrés propuso la festividad ante la Cámara Oficial del Libro de Barcelona, aunque no fue debidamente aprobada hasta tres años después, por el rey Alfonso XIII. La fecha es un homenaje a grandes escritores, como Miguel de Cervantes, William Shakespeare o Garcilaso de la Vega, que supuestamente fallecieron ese día de abril de 1616.

Cartel coreano publicitario del Día Internacional del Libro 2017

Sin embargo, la celebración de este día en favor de la literatura no se hizo internacional hasta hace veintiún años, en 1996, cuando la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) la escogió e hizo oficial en su Conferencia General. Actualmente son más de cien los países que celebran este homenaje a la literatura universal, entre los que se incluyen Corea del Sur.

De hecho, en 2015 la ciudad de Incheon (인천) fue elegida Capital Mundial del Libro, un título que un comité formado por representantes de la UNESCO, la Unión Federal de Editores, la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y la Federación Internacional de Libreros otorga a una ciudad del mundo cada 23 de abril. La ciudad escogida realiza entonces numerosas actividades relacionadas con la promoción de la lectura y, en el caso de Incheon, elegida, según palabras de la UNESCO, «como reconocimiento por su programa de promoción de la lectura entre los sectores menos privilegiados de la población», no fue para menos.

Niñas disfrutando de los eventos propuestos con motivo del Día Internacional del Libro del año pasado

Este año la Capital Mundial del Libro es Conakry (República de Guinea), pero no por ello Corea dejará de celebrar un evento que reúne a países de todo el mundo alrededor de una misma buena causa. Por ello, este fin de semana, la plaza de Cheonggye (청계광장), en Seúl, se ha llenado de actividades y exposiciones relacionadas con la lectura y, siguiendo la tradición catalana de Sant Jordi, en la que los enamorados intercambian libros y rosas, se han repartido dichas flores y material de lectura entre los primeros asistentes. Así y como vemos, el Día Internacional del Libro se ha convertido en un puente de cultura entre España (promotora de la festividad) y Corea del Sur.

Y ahora os dejamos un dato interesante. Como ya explicamos en las líneas anteriores, uno de los grandes objetivos del Día Internacional del Libro es la promoción de la lectura, una saludable afición que, desgraciadamente, no todo el mundo practica. Pero ¿cómo está el panorama en Corea del Sur y en España? ¿Acaso leen más los coreanos que los españoles? ¿O es al revés?

Con motivo de esta festividad literaria, el instituto Hunet ha llevado a cabo una encuesta cuyos resultados, que aparecieron este viernes, demuestran que, de media, los oficinistas coreanos leen 2,3 libros al mes y se gastan 29.000 ₩ (unos 23,78€) en libros, también mensualmente. Esto daría lugar a una media de 27,6 libros leídos al año por habitante y un presupuesto de 348.000 ₩ (285,36€) destinado a material de lectura, cifras que sorprenden si las comparamos con los últimos resultados arrojados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que en 2015 afirmaban que los españoles leían una media de 8,6 libros al año (lo que supone diecinueve libros menos que los coreanos) y se gastaban 48€ de media anuales (237,36€ menos que los coreanos), según los datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Además, los estudios también revelaron que un 35% de los españoles decía no leer nada, con respecto al 8,5% de los coreanos.

Con estos desesperanzadores datos, al menos en lo que respecta a España, nos despedimos y esperamos que iniciativas como el Día Internacional del Libro logren despertar un mayor interés por la lectura (la causa principal con la que los individuos menos interesados justificaban su falta de lectura y escasa compra de libros) y sus increíbles beneficios entre la población. Habrá que esperar algunos años para ver si mejoran los resultados, pero, de momento, hoy decimos adiós deseándoos buenas lecturas ¡y un muy feliz Día Internacional del Libro!

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web