Cine coreano & el Festival de Cannes 2017.

Estos pasados días tuvimos el placer de volver a disfrutar de una nueva edición de uno de los festivales del cine más importantes del mundo. Desde el día 17 de mayo hasta el día 28 del mismo mes se celebró la 70 edición del Festival de Cannes (Francia). En la cabeza del jurado de este año estaba la figura del director español, Pedro Almodóvar y, finalmente, la Palma de Oro fue otorgada a la película de Ruben Östlund, The Square.

Asimismo, cada vez es más destacable la presencia del cine asiático en los festivales internacionales y en esta ocasión debemos hablar de la figura de Park Chan Woo, director coreano que este año hizo los honores de formar parte del jurado del festival y fue galardonado en el mismo con Oldboy (2004 – Grand Prix) y Thirst (2009 – el premio del jurado) en sus ediciones anteriores.

También hay que mencionar la nominación de Okja de Bong Joon Ho, una película de la plataforma Netflix que no contó con un estreno original en las grandes pantallas del mundo. Sin embargo, se proyectó en la pantalla del Gran Teatro Lumiére para poder optar al premio debido a la oposición del director del jurado para entregarle un premio a una cinta que no tuviese dicha presentación. De esta forma, el día 19 de mayo el publicó acudía al cine para deleitarse con la tierna historia de Mija (An Seo Hyun), una niña cuyo amigo es un animal fantástico llamado Okja, que termina siendo secuestrado y ella tendrá que partir a la aventura para salvarlo.

La adaptación del formato de la película supuso ciertos problemas a la hora de la proyección, hecho que provocó un descontento inicial del público que, finalmente, terminó enamorado del conjunto creativo una vez concluido el metraje.

Además de Okja, tuvieron presencia en el festival títulos como 그 후 (The Day After) de Hong Sang Soo, también nominada en la categoría de la Palma de Oro, 불한당 (The Merciless) de Byun Sung Hyun y 악녀 (The Villainess) de Jung Byung Gil, fuera de competición pero partícipes en los Midnight Screenings, y la proyección especial de 클레어의 카메라  (Claire’s Camera), otro largometraje de Hong Sang Soo, concluyendo de esta forma el listado de las obras coreanas presentadas en este año.

Cada año que pasa tenemos la suerte de vivir la expansión de la industria del cine coreano por el mundo con grandes directores, tanto los nuevos, como los que ya llevan su recorrido en el arte cinematográfico, y, no hay duda alguna, que esa misma industria ofrece un amplio abanico de historias y géneros que pueden satisfacer y sorprender al publico internacional con su preocupación estética y sus inquietudes artísticas.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web